Tips

AR 218 HOTEL se encuentra en el corazón de la Colonia Condesa, y es muy conocida por la gran cantidad de cafés, librerías, restaurantes, galerías y boutiques, así como por su vida cultural y nocturna. La Condesa comparte su frontera y espíritu bohemio con la Colonia Roma, y juntas forman el llamado Corredor Cultural Roma Condesa.

La Colonia Roma es algo así como la punta de lanza de la transformación de la Ciudad de México. En una ciudad todavía dominada por los coches, en este barrio existe la posibilidad real de moverse en bicicleta. Un barrio repleto de galerías de arte, boutiques de ropa vintage y los restaurantes más alternativos.

Condesa

Es uno de los barrios más bellos de la ciudad. Está repleto de casas art déco y palacios art nouveau que conviven armoniosamente con los edificios estilo californiano u otros más modernos. Alrededor de sus dos parques -Parque España y Parque México- se concentra buena parte de su oferta de restaurantes, bares y foros de conciertos, como El Plaza Condesa. Entre los imprescindibles de la zona está pasear por la antigua pista del hipódromo, ahora convertida en avenida Ámsterdam, visitar alguna de sus tiendas o galerías y, por supuesto, disfrutar de sus cientos de opciones para irse de fiesta. Por las noches en La Condesa se vive un entorno bohemio, con varios bares, restaurantes y lugares para bailar y escuchar música. Le recomendamos recorrer calles como Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán y Amsterdam, para disfrutar de ricos platillos de la cocina italiana, árabe, francesa, japonesa, cubana, argentina, mediterránea y por supuesto, mexicana. En La Condesa, santuario cultural por antonomasia, se pueden hallar numerosas librerías, galerías de arte, bares, mueblerías y boutiques.

La Roma

Uno de los factores que hacen destacar a la Colonia Roma es el urbano, con sus notables innovaciones: calles amplias con camellones en Orizaba, avenidas arboladas de buena anchura como la de Veracruz, y Álvaro Obregón, todo un boulevard parisino. En la Colonia Roma se construyeron los últimos inmuebles en los estilos art nouveau, eclécticos y afrancesados, que caracterizaron al régimen de Porfirio Díaz. Se conservan aún alrededor de 1,500 inmuebles convertidos ya en monumentos artísticos. En los años noventa la colonia renació, tomando un segundo aire, estableciéndose en ella una serie de galerías de arte, librerías, museos y escuelas; a partir de entonces se inclina por seguir desarrollando un perfil cultural.

Nuestras sugerencias